EL REAL DEL ZAPATERO

ÉRASE UNA VEZ UN ZAPATERO CICATERO Y CABEZOTA AL QUE SU VECINO, EL SASTRE LE DEBÍA UN REAL. EN REALIDAD, EL SASTRE DEBÍA DINERO A MUCHA GENTE DEL PUEBLO Y, COMO NO PODÍA PAGAR PORQUE NO TENÍA CON QUÉ, UN DÍA DIJO A SU MUJER:

-¡NO PUEDEO MÁS! TODOS LOS DÍAS VIENE EL PANADERO, EL LECHERO, EL ZAPATERO Y TODOS LOS DEMÁS A PEDIR QUE LES PAGUE, PERO NUNCA TENGO NI UN REAL. ESTOY TAN DESESPERADO QUE VOY A HACERME EL MUERTO, A VER SI ASÍ NOS PERDONAN LAS DEUDAS.

DICHO Y HECHO, SE TUMBÓ SIN MÁS EN UN BANCO DE LA COCINA Y SE HIZO TAN BIEN EL MUERTO QUE NO SE MOVIÓ NI POR LAS PROTESTAS DE SU MUJER. AL CABO DE UN RATO, LLAMÓ A LA PUERTA EL PANADERO Y LA MUJER SALIÓ A ABRIR.

-VENDO A QUE SU MARIDO ME PAGUE LO QUE ME DEBE -DIJO EL PANADERO.

-¡AY, AY, AY! -LLORIQUEÓ LA MUJER-. ES QUE MI MARIDO HA MUERTO.

-¡VAYA POR DIOS! CUANTO LO SIENTEO -DIJO EL PANADERO-. PUER MIRE, COMO ÉL HA PERDIDO MÁS QUE YO, LE PERDONO LA DEUDA. 

LA MUJER DIO LAS GRACIAS AL PANADERO Y ENTRÓ EN CASA. AL CABO DE UN RATO, LA NOTICIA DE LA MUERTE DEL SASTRE SE EXTENDIÓ POR TODO EL PUEBLO Y, UNO TRAS OTRO, TODOS DE COMPADECIERON DE ÉL Y LE PERDONARON LAS DEUDAS. BUENO, TODOS NO, PORQUE EL ZAPATERO, QUE ERAN TAN CICATERO COMO CABEZOTA, DIJO QUE A ÉL LE DEBÍA UN REAL Y QUE NO SE LO PERDONABA. ENTONCES LOS VECINOS LE DIJERON QUE, AL MENOS, VELARA AL DIFUNTO TODA LA NOCHE, SEGÚN ERA COSTUMBRE EN AQUEL PUEBLO. EL ZAPATERO ACEPTÓ PENSANDO EN HACER UN PAR DE BOTAS A LA LUZ DE LAS VELAS; DE ESE MODO, SE AHORRARÍA LAS DE SU CASA Y RECUPERARÍA ALGO DEL REAL.

ASÍ PUES, POR LA TARDE LLEVARON AL SASTRE A LA IGLESIA DENTRO DE UN ATAÚD, LO DEJARON SOBRE UNAS ANDAS AL PIE DEL ALTAR Y EL ZAPATERO SE INSTALÓ CERCA DE LAS VELAS CON SUS APARATOS DE COSER, SUS HORMAS, SU MESILLA, SU ARMARIO Y DEMÁS HERRAMIENTAS, DISPUESTO A VELAR A SU VECINO TODA LA NOCHE MIENTRAS HACÍA UN PAR DE BOTAS.

EL SASTRE SE QUEDÓ DORMIDO DENTRO DEL ATAÚD Y EL ZAPATERO SE PUSO A TRABAJAR. PASADA LA MEDIA NOCHE, CUANDO EL ZAPATERO YA HABÍA CORTADO EL CUERO PARA LAS BOTAS, OYÓ UNOS RONQUIDOS QUE SALÍAN DEL ATAÚD. LE DIO TANTO MIEDO QUE SE QUEDÓ MUY QUIETO; PERO UN POCO DESPUÉS, COMO LOS RONQUIDOS ERAN NORMALES Y NO PASABA NADA, EMPEZÓ A SOSPECHAS QUE EL SASTRE NO ESTABA MUERTO, SINO VIVITO Y COLEANDO; ENTONCES, ENFADADO POR LA ESTRATAGEMA Y MÁS DISPUESTO QUE NUNCA A RECUPERAR SU REAL, SE ACERCÓ AL ATAÚD.

LO DESTAPÓ, VIO QUE, EN EFECTO, EL SASTRE DORMÍA A PIERNA SUELTA RONCANDO COMO UN ENERGÚMENO Y, CUANDO ALZÓ LA MANO PARA DESPERTARLO DE UN BUEN CACHETE, OYÓ VOCES A LA PUERTA DE LA IGLESIA.

SE ASUSTÓ MUCHÍSIMO PORQUE NO ESPERABA A NADIE NI SABÍA QUIÉN SERÍA, DE MODO QUE RECOGIÓ SUS ENSERES A TODA PRISA Y SUBIÓ CON ELLOS AL CORO, A ESCONDERSE ENTRE LAS SOMBRAS.

AL MOMENTO, ENTRARON CINCO HOMBRES CON UNAS ALFORJAS GRANDES Y PESADAS. EL ZAPATERO, QUE ERA TAN CABEZOTA COMO CICATERO, SE QUEDÓ MUY QUIETO EN SU ESCONDITE OBSERVANDO A LOS DESCONOCIDOS, ESPERANDO A QUE SE MARCHARAN OTRA VEZ PARA PODER BAJAR Y COBRAR SU REAL DE UNA VEZ POR TODAS. SIN EMBARGO, LOS HOMBRES, LESJOS DE MARCHARSE, EMPEZARON A DISCUTIR A VOCES.

-PARA MÍ EL DOBLE, PORQUE HICE LOS PLANOS DE LA CÁMARA DEL TESORO DEL HOMBRE MÁS RICO DEL PAÍS -DIJO EL ASTUTO.

-¡DE ESO NADA! -REPLICÓ EL MÁS ALTO-. EL DOBLE ES PARA MÍ, QUE HE TENIDO QUE VIGILAR YO SOLO POR SI VENÍA ALGUIEN.

-¡NI HABLAR! -DIJO EL MÁS BAJO-. EL DOBLE PARA MÍ, QUE ME HE COLADO POR EL VENTANUCO-

-¡BASTA, MUCHACHOS! -EXCLAMÓ EL JEFE.

-¡BASTA, MUCHACHOS! -REPITIÓ EL MÁS FUERTE, QUE ADEMÁS ERA UN POCO SIMPLE Y POR ESO LE LLAMABAN BOBÓN.

-¡NO REPITAS LO QUE YO DIGO, BOBÓN! -DIJO EL JEFE, FURIOSO-.

ESCUCHAD, VAMOS A REPARTIRNOS LOS DOBLONES DE ORO A PARTES IGUALES PORQUE CADA CUAL HA HECHO MUY BIEN SU TRABAJO.

-DE ACUERDO, JEFE -DIJERON LOS OTROS TRES, Y BOBÓN NO DIJO NADA PORQUE ESTABA DISTRAÍDO MIRANDO EL ATAÚD; ENTONCERS, VACIARON LAS ALFORJAS EN EL SUELO Y EMPEZARON A REPARTIRSE LOS DOBLONES.

ENTRE TANTO, CON LAS VOCES DE LA DISCURSIÓN, EL SASTRE SE HABÍA DESPERTADO Y, NADA MÁS ABRIR LOS OJOS, LO PRIMERO QUE VIO FUE LA CABEZA DEL ZAPATERO, QUE LO MIRABA DESDE EL CORO. EL ZAPATERO, AL VERLO DESPIERTO, LE INDICÓ CON UN GESTO QUE NO SE MOVIERA, Y ASÍ SE QUEDARON LOS DOS, CADA UNO EN SU SITIO, SIN MOVER NI UN PELO Y ESCUCHANDO CON ATENCIÓN.

-DOS MIL QUINIENTOS SESENTA Y TRES, DOS MIL QUINIENTOS SESENTA Y CUATRO....-CONTABA EL JEFE.

-¡MENUDA SUERTE!. -DIJO BOBON-. ESTO SÍ QUE ES ROBAR A LO GRANDE. NOS TOCA A TANTOS REALES POR BARBA QUE YA NO TENDREMOS QUE VOLVER A ROBAR.

-NO SON REALES, BOBÓN, SON DOBLONES, QUE VALEN TREINTA Y  SEIS VECES MÁS..

-JEFE, JEFE -DIJO BOBÓN-. AQUÍ HAU UN MUERTO, JEFE.

¿PUEDO PROBAR MI ESPADA NUEVA EN EL MUERTO, JEFE? TOTAL, YA ESTÁ MUERTO, JEFE; ASÍ SABRÉ SI LA HOJA ESTÁ AFILADA, JEFE.

-¡QUE TE CALLES SE UNA VEZ! -EXCLAMÓ EL JEFE.

CUANDO TERMINARON DE REPARTIRSE EL BOTÍN, EL JEFE DIJO A BOBÓN QUE PROBARA LA ESPADA SI QUERÍA, PERO QUE SE DIERA PRISA, PORQUE SE MARCHARÍAN EN CUANTO GUARDARAN EL DINERO EN LAS ALFORJAS Y NO LO ESPERARÍAN. ENTONCES, BOBÓN, MUY CONTENTO, SE FUE DIRECTO AL ATAÚD DISPUESTO A PROBAR LA ESPADA EN EL SASTRE.

EL ZAPATERO, AL VER LO QUE IBA A SUCEDER; Y TEMIENDO POR LA SUERTE DEL SASTRE, LO MIRÓ Y, COMO DE PURO CICATERO Y CABEZOTA SÓLO PENSABA EN UNA COSA, PENSÓ: "MI GOZO EN UN POZO. SI ÉSTE PALMA AHORA, ME QUEDARÉ COMO ANTES, SIN MI REAL"

EL SASTRE, AL VER EL DESASTRE QUE SE LE VENÍA ENCIMA, RECURRIÓ A OTRA DE SUS ESTRATAGEMAS DESESPERADAS.

GUIÑÓ UN OJO AL ZAPATERO PARA QUE LE SIGUIERA LA CORRIENTE, SE SENTÓ COMO IMPULSADO POR UN RESORTE, CON LOS BRAZOS ESTIRADOS, Y GRITÓ A PLENO PULMÓN:

-¡A MÍ TODOS LOS DIFUNTOS!,

-¡ALLÁ VAMOS TODOS JUNTOS! REPLICÓ EL ZAPATERO CON UN VOZARRÓN GRAVE Y CEVERNOSO COMO EL GRUÑIDO DE UN OSO. ACTO SEGUIDO, TIRÓ POR LA ESCALERA DEL CORO LA MESA, LAS HORMAS, LOS APARATOS DE COSER, EL MARTILLO Y TODOS LOS CLAVOS Y TACHUELAS QUE TENÍA ASÍ QUE SE ARMÓ UN JALEO TREMENDO.

LOS LADRONES, AL OÍRLO, PUSIERON PIES EN POLVOROSA DEJANDO EL DINERO DESPARRAMADO EN LA IGLESIA, Y NO PARARON DE CORRER HASTA LLEGAR AL RÍO, QUE ESTABA A TRES KILÓMETROS DEL PUEBLO. CASI SIN ALIENTO, SE DETUVIERON EN EL PUENTE Y EL JEFE LES DIJO:

-MUCHACHOS, PARECE MENTIRA QUE HAYAMOS TENIDO VALOS PARA ROBAR TANTO DINERO Y AHORA NOS ASUSTEMOS POR UNOS POCOS DIFUNTOS.

NOSOTROS SOMOS CINCO, Y BIEN VIVOS, ASÍ QUE, VOLVAMOS A RECOGER NUESTRO BOTÍN.

ENTRE TANTO, EL SASTRE Y EL ZAPATERO, AL VERSE SOLOS CON SEMEJANTE FORTURNA, SE PUSIERON MÁS CONTENTOS QUE UNAS PASCUAL Y EMPEZARON A REÍRSE Y A SALTAR DANDO VUELTAS EN CORRO Y ABRAZÁNDOSE UNO A OTRO.

UN BUEN RATO MÁS TARDE, CANSADOS DE BRINCAR COMO LAS CABRAS, SE REPARTIERON LOS DOBLONES, PERO EL ZAPATERO , QUE ERA TAN CABEZOTA COMO CICATERO, NO SE HABÍA OLVIDADO DE LA DEUDA Y DIJO AL SASTRE:

-TODAVÍA NO ME HAS PAGADO MI REAL. ¡QUIERO MI REAL AHORA MISMO! ¡DAME MI REAL!

EN ESE MOMENTO, LLEGARON LOS LADRONES A LA PUERTA DE LA IGLESIA Y, AL OIR LOS GRITOS DE ¡DAME MI REAL!, EL JEFE SE PARÓ EN SECO Y DIJO:

-¿HABÉIS OÍDO ESO? ¡UNO PIDE SU REAL! ¡SÓLO TOCAN A REAL POR BARBA! ¡DEBE DE HABER MILES DE DIFUNTOS AHÍ DENTRO! ¡HUYÁMOS, HUYAMOS!

Y LOS CINCO HUYERON COMO ALMA QUE LLEVA EL DIABLO Y NUNCA MÁS VOLVIERON POR AQUEL PUEBLO.

A LA MAÑANA SIGUIENTE, EL SASTRE FUE A PERDIR PERDÓN A TODOS SUS BONDADOSOS VECINOS Y LES PAGÓ CON CRECES CUANTO LES DEBÍA. A PARTIR DE ENTONCES, SU MUJER Y ÉL VIVIERON SIN PRIVACIONES HASTA EL FIN DE SUS DÍAS Y..., COLORÍN, COLORARO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO.

 

 

FIN

Comentarios: 10
  • #10

    maria (miércoles, 12 octubre 2016 15:57)

    estupidos chupa el perro

  • #9

    fernanfloo (martes, 20 septiembre 2016 19:40)

    asotro cuento largo con 50 paginas

  • #8

    MISTERIO (miércoles, 08 junio 2016 04:02)

    Apenas acabe alas 11 de la noche muy largo el cuento y muy aburrido

  • #7

    Lectorq (miércoles, 20 abril 2016 23:42)

    El cuento esta largo pero n aburrido haci le leo solo uno a la pequeña y se duerme

  • #6

    fernanda (domingo, 28 febrero 2016 01:05)

    ola a todos a mi no me gusto el cuento y a ustedes es aburrido el cuento yo no digo que leer es aburrido a mi me gustan los cuentos clasicos y a ustedes porfabor respondame chao a todos

  • #5

    maitxell sanzs (sábado, 19 diciembre 2015 11:44)

    este cuento es vastante largo pero bueno el senor les debia muxa pasta y era muy mentiroso ,a que os voy a dar una a puesta si no la azeysi reia a la calle a pedir dinero tengo camaras en todas la calles de españa a si que hos viguilo i tambien desir palabrotas a vuestros profes y a los padres ile citais las ropa a las mujeres de la calle dacuerdo adios tontas de mirda

  • #4

    rosalinda (sábado, 08 noviembre 2014 03:21)

    en paris todo es bello esssssssssssssssssssssss taaa boooooonnittto eeelll cuentoooo

  • #3

    MARI CRISTINA (sábado, 11 octubre 2014 15:37)

    NO ES CASI DIVERTIDA PERO TAMBIEN ES ABURRIDA UNA PREGUNTA COMO SE LLAMA EL HOMBRE QUE SE QUEDO O SE HISO PASAR COMO MUERTO?

  • #2

    MARI (sábado, 11 octubre 2014 15:32)

    ME GUSTA

  • #1

    ernijgiygiiygh (domingo, 02 febrero 2014)

    Este cuento EA muy gracioso pero no esta bien que el hombre se hiciera pasar por muerto tampoco estaba bien que el sastre fuera a avaricioso solo por un real que avariciosa