LA CAMPANA


Cierta vez, en un pueblo escondido entre altas montañas, se celebraba una gran fiesta.

-¡Qué fiesta tan divertida! -dijo el niño que tocaba el tambor.

De pronto, dominando los gritos y las canciones, se escuchó el sonido de una campaña.

-¿Dónde está esa campana? -se preguntaron todos, buscándola por todas partes sin encontrarla.

El rey tomó cartas en el asunto y ofreció una valiosa recompensa a quien descubriera la campana.

Varios niños empezaron a recorrer el bosque en busca de la campana, y uno de ellos preguntó a un conejito que estaba tomando el sol:

-¿Sabes dónde está la campana misteriosa?

-Nunca oí hablar de esa campana -respondió el conejo-. ¡Vaya cosas de buscar!

Los niños se adentraron en el bosque y encontraron un burrito que estaba comiendo hierba.

-¿Sabes dónde está la campana invisible? -le preguntaron.

-¿De qué campana me habláis? -respondió el burrito-. En este bosque no hay ninguna campana.

Todos los niños se marcharon a sus casas cansados de recorrer el bosque, y sólo Raúl el hijo del rey, siguió buscando la campana.

-¿Sabes dónde está? -le preguntó a un búho que estaba descansando en la rama de un árbol.

-Jamás he oído sonar tal campana -respondió el búho.

Siguió caminando y, de pronto, un niño vestido de blanco apareció ante él.

-¿Has venido también a buscar la campana? -preguntó Raúl al niño vestido de blanco.

-No -respondió el niño-. Y tú ¿por qué la buscas? Eres el hijo del Rey, y no te hace falta la recompensa que ofreció tu padre.

-Me gustaría encontrarla para llevármela a mi palacio. Así todos los súbditos de mi padre podrían verla y oírla y se pondrían muy contentos.

-Veo que te preocupas por los demás -dijo el niño vestido de blanco-, y esto está muy bien.

-¡Allí está la campana! -dijo el niño vestido de blanco-. Tú has podido encontrarla porque eres bueno y generoso.

-Sí -dijo el príncipe-, me gusta que todos los que me rodean sean felices. Y, cuando sea rey, procuraré seguir como ahora para ser amado por todos.

-¿Podré llevarme la campana a palacio? -preguntó Raúl.

-No -respondió el niño vestido de blanco, que en realidad era el ángel de la guarda del príncipe-; ya no volverás a verla nunca más. Sólo la escucharás si alguna vez faltas a tu promesa de ser un buen rey.

El príncipe se quedó a dormir en el bosque, y el el ángel de la guarda veló su sueño.

A la mañana siguiente le ayudó a traspasar el río en una barca, y se despidió de él antes de llegar a palacio.

-No olvides -le dijo el ángel - que aunque no me veas, siempre estaré a tu lado.

-¿Dónde has estado? -preguntó el Rey a su hijo.

-Buscando la campana -respondió Raúl-. La encontré, pero estaba muy alta, cerca de las estrellas, y no pude cogerla.

Al cabo de un tiempo, Raúl fue proclamado rey y nunca olvidó su promesa de ser un monarca bueno y generoso.

A veces, cuando iba a cometer alguna falta, la campana sonaba como si fuera un aviso de su ángel de la guarda, y Raúl se arrepentía al instante de su mal pensamiento.


Comentarios: 9
  • #9

    V (domingo, 04 septiembre 2016 22:30)

    NNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNGVTDRCDXFDSFC

  • #8

    maria (martes, 17 mayo 2016 00:18)

    m
    e dssdegaaaaaaaggggggsddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddddd

  • #7

    Cici (miércoles, 10 febrero 2016 19:49)

    Google.es

  • #6

    agua marina (martes, 13 octubre 2015 23:10)

    el cariño de los autores es grande me gusta el cuento y esta hermoso es de el autor bueno no dice pero es de un autor les digo un colmo ¿cual es el colmo de un calvo '''''? que se caiga a un barranco y se salve por un pelito

  • #5

    BRENDA (domingo, 28 junio 2015 20:31)

    A MI ME GUSTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO MUCHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO POR FA PONGAME #100#

  • #4

    dove cameron (sábado, 28 marzo 2015 05:57)

    las famosas ven este sitio si ven en la casita de chocolate esta laura marano y en la campana esta martina estuessel..

  • #3

    David (viernes, 21 noviembre 2014 13:12)

    Las imágenes son muy reales

  • #2

    ????????? (jueves, 06 noviembre 2014 21:48)

    Es muy feo
    Jajajaja
    Noes mentira

  • #1

    isabella (sábado, 01 noviembre 2014 15:34)

    me encanto