La patata Hechicera

-¡Pure de patatas! ¡Puajj! -protestó Pablo.

-¡Eccs! ¡Yo tampoco quiero! -protestó Laura.

-Pues cuenta la leyenda que una patata salvó el planeta... -dijo entonces la abuela-.

Si os coméis todo el puré, os la cuento...

-¡Vale, abuela! -exclamaron los dos niños, comiéndose la primera

cucharada de puré de patatas sin rechistar.

-La Gran patata Hechicera vivía muy sola en la Gran Montaña de Puré de

patatas.

Nadie la visitaba porque nadie la necesitaba...

-empezó a contar la abuela-. La Gran Patata Hechiceras recordaba con

tristeza los tiempos en que la invitaban a palaciós y castillos y le

presentaban a reyes y reinas, príncipes y princesas, duques, condes, marquesas...

De aquellos días felices ya no quedaba nada...

¡Todos decían que la patata engordaba! Los humanos dejaron de cultivarla.

Entonces... la corteza de la Tierra empezó a romperse y por los agujeros que

iban fomándose empezó a entrar frío, mucho frío...

Con el frío llegó el hambre y con el hambre, los humanos se acordaron de la

Gran patata Hechicera.

-¡Hay que pedirle ayuda! -dijeron unos.

-Después de tantos años sin hacerle ni caso..., ¡puede convertirnos en tortilla

de patatas!

-dijeron otros.

-¡O en patatas fritas con sabor barbacoa!

-dijeron los demás.

Necesitamos a alguien que se atreva a ir a verla..

-decidieron todos al final.

Entonces, dos hermanos llamados Pablo y Laura se presentaron voluntarios 

para ir a pedir ayuda a la Gran patata Hechicera.

Pablo y Laura subieron a la Gran Montaña de puré de patatas.

Y cuando llegaron a la casa de la Gran Patata Hechicera, ella ya les estaba

esperando... ¡con una sonrisa!

 

-Para que no paséis más hambre, ¡os regalo las patatas fritas, las patatas

cocidas y también puré de patatas! -les dijo la Gran patata Hechicera.

Pablo y Laura se quedaron boquiabiertos.

¡No esperaban que la Gran patata fuese tan amable!

-Y....¿qué podemos hacer para salvar la Tierra? -le preguntó Pablo

-Tendréis que volver a plantar patatas...

Gracias a sus raíces, la corteza de la Tierra dejará de romperse -dijo

la Gran patata Hechicera mientras se hacía más y mas grande.

-¡Volveremos a comer patatas! -le prometió Laura-.l Pero tú..., ¿qué harás?

-¡Yo sujetaré todas las raices desde el  centro de la Tierra!

-respondió la valiente patata.

Cuenta la leyenda que hay una inmensa patata en el centro de la Tierra 

-siguió contanto la abuela-. Y también que los humanos, agradecidos, volvieron a

convertir la patata en una de sus principales comidas...

¡en honor de la Gran patata Hechicera!

Comentarios: 11
  • #11

    asdfcecfeaedfc (domingo, 11 septiembre 2016 23:08)

    wtf

  • #10

    Esteban (miércoles, 27 julio 2016 23:59)

    WTF

  • #9

    Chicas chic@ (martes, 12 julio 2016 10:55)

    Me encantas te doy un like violleta

  • #8

    jfd (martes, 27 octubre 2015 02:47)

    me gusto el cuento y me regalo un 10 en lengua

  • #7

    Marí (lunes, 03 agosto 2015 04:23)

    Me gusto mucho este cuento

  • #6

    5 (martes, 30 junio 2015 21:18)

    No te doy un like violeta q te piensas q tu eres la mejor todos somos iguales

  • #5

    juan sebas y toto (lunes, 01 junio 2015 23:03)

    vamos por la paz

  • #4

    ximena (martes, 03 febrero 2015 20:56)

    que buen cuento me gusta

  • #3

    zoe (martes, 06 enero 2015 23:11)

    Me gusta mucho la patata

  • #2

    lola (jueves, 20 noviembre 2014 01:47)

    violetta te doy un like eres lo masimo

  • #1

    martina ( violeta) (martes, 18 noviembre 2014 17:25)

    todos mis fans den un like