EL CAZADOR

Mizifuz es un gato precioso, pero se aburre tanto en casa que una mañana decide salir a cazar.

-¡Porque lo que tiene que hacer un gato decente es cazar ratones ¿no?, pues eso

 

Todo el día se lo ha pasado correteando por ahí, descubriendo casas nuevas y conociendo a otros animalitos vagabundos. Hasta que se hace de noche y se da cuenta de que tiene hambre. Pero no sabe volver a casa.

 

-¡Y es que no se puede estar todo el día caminando y sin cazar un sólo ratón! ¡Que verguenza! En fin: miraré a las estrellas a ver si me indican el camino.

 

 

Y así es cómo descubre otra cosa nueva. ¡Qué bonito es el cielo!, las estrellas tan brillantes, haciendo guiños como si también quisieran ser amigas suyas. Y se queda embelesado, mirando muy fijo hacia arriba.

Pero ¿qué es eso? De lejos le llega un olorcillo a comida recién hecha y enderezando las orejas exclama:

-¡ Ya se volver a mi casa!

Conoce muy bien el rico olor de las comidas de su mamá y olvidándose de las estrellas corre en busca de la cena.

Por el camino va diciendo:

-Está muy bien eso de los ratones y las estrellas y todo lo demás, pero  ¡nada es como los guisos de mamá!

 

Comentarios: 1
  • #1

    Mateo (viernes, 22 septiembre 2017 03:23)

    Es super corto pero me encanta