UNA SELVA RUIDOSA

En lo frofundo de la jungla alguien emitio un fuerte gemido. -"¡crac. crac!" respondio el tucan y descendió batiendo sus alas para ver quien era. Era el bebe rino que tení a un fuerte dolor en su boca. "Abre tu boca bien grande -le dijo la serpiente-. asi...". Pero el bebe rino negó con la cabeza. "déjame ver". dijo el elefante mientras estiraba su trompa para acariciar la barriga de bebe rino. "abre tu boca bien grande...asi". pero bebe rino no quería abrir su boca. "¿ puedo ver?". pregunto el mono. descendió desde su árbol y dijo: "abre tu boca bien grande... asi". y parecía tan gracioso (con su boca abierta) que bebe rino comenzó a sonreir... Emitio una suave sonrita... y luego comenzó a reir con toda su fuerza... asi. ¡tenia un nuevo y brilloso diente! todos querían verlo bebe rino estaba muy orgulloso. Le mostro su diente al tucan que dijo ¡crac crac! y también a la serpiente que dijo ¡hiss hiss! al elegante que dijo ¡trump trump! y por último al mono que respondio ¡ooh, ah, ah! y asi hicieron que bebe rino comenzara a reir nuevamente.

 Cuento AA:VV y adaptado por uno de nuestros lectores


Comentarios: 0